Publicado el: 4 de feb, 2020

NIÑOS DEL SECTOR PONIENTE APRENDIERON SOBRE APEGO POSITIVO JUNTO A SUS PADRES

Dirigida a alumnos de natación de la piscina municipal Lourdes, la actividad también fomentó habilidades infantiles, buen trato y crianza respetuosa.

Hasta la piscina Lourdes llegaron niños y padres del sector poniente para participar en el programa Hepi, que está implementando Chile Crece Contigo junto a Dideco y la Corporación Municipal de Deportes de Rancagua.

La actividad reunió a niños entre 5 y 10 años, pertenecientes a los cursos gratuitos de natación en la piscina municipal Lourdes, quienes junto a sus padres aprendieron sobre el vínculo y el apego positivo a través de la actividad física y las prácticas de crianza respetuosa. "Estuvo muy buena, súper divertida. Es muy importante que realicen este tipo de actividades con nuestros papás porque es necesario aprender a relacionarnos con nuestros padres”, indicó la pequeña Martina Aguirre.

Asimismo, el apoderado Eduardo Ramos aseguró que asistió con sus dos hijos "porque en natación ya se logra un gran aprendizaje y esta actividad Hepi entrega un valor agregado, enseñándonos cómo compartir con nuestros niños, basándonos en una relación de respeto y mucha comunicación dentro de un espacio de juego sano”.

“Fomentamos las habilidades infantiles y la crianza respetuosa entre padres e hijos de 0 a 11 años, también el buen trato. Éste nace como una forma de reeducar la crianza que se da en el hogar, es por eso que queremos acercar más los papás a los niños y ocupar todos estos espacios públicos que también ayudan a la crianza de los hijos”, explicó Marcela Soto, coordinadora del programa Hepi Crianza.

En tanto, el gerente de la Corporación Municipal de Deportes de Rancagua, Arturo Lucares, dijo que para el municipio “es de suma importancia generar actividades que benefician el desarrollo de nuestros niños, sobre todo si estas acciones involucran a los padres. Hoy, los vínculos entre padres e hijos tienden a distanciarse debido al mundo digital y la tecnología, entonces estos espacios aportan al apego sano”.

“En este ámbito, el trabajo del alcalde Eduardo Soto apunta a la actividad física y la vida saludable, más aún si son oportunidades que se enfocan a la familia, con los niños como principales actores, por eso no podíamos dejar de traer el programa Hepi al sector poniente, donde reside una gran cantidad de personas”.

Este programa, que en Rancagua comenzó a impartirse en 2018, busca promover y potenciar el desarrollo integral de los niños de la primera infancia, a través de la habilitación de espacios públicos comunitarios de recreación y juego infantil, donde pueden desarrollar ciertas habilidades motoras, de juego y participación.